Asesor de Salud

Déjanos tu teléfono y te llamamos

Horario de contacto:

91 590 52 99

Blanqueamiento dental: aclaramos todas tus dudas

Lucir una sonrisa perfecta, sana y saludable, que proyecte una buena imagen, es una preocupación creciente para la mayoría de la población. La demanda de tratamientos de odontología estética es cada vez mayor y, entre ellos, el blanqueamiento dental es uno de los más solicitados en consulta.

Se trata de un procedimiento indoloro, sencillo y altamente efectivo, cuyos resultados se observan en un breve período de tiempo y que apenas presenta contraindicaciones.

¿Por qué se oscurecen los dientes?

En primer lugar, es necesario aclarar que el color de los dientes está determinado genéticamente. Sin embargo, son muchos los factores que pueden influir en el oscurecimiento de los dientes, entre ellos:

  • El propio paso del tiempo, que puede producir un desgaste en el esmalte y una pérdida de luminosidad, dando como resultado unos dientes más amarillentos.
  • La toma de determinados medicamentos.
  • Determinados golpes en la dentadura pueden producir un cambio de color.
  • El consumo habitual de determinados alimentos y bebidas, como café, té, refrescos de cola, vino tinto, puede oscurecer los dientes.
  • El tabaco

Actualmente este problema tiene solución mediante un tratamiento de blanqueamiento dental, siempre realizado bajo la supervisión de un odontólogo profesional.

Tratamiento combinado: sesión clínica + sesiones en casa

El punto de partida para iniciar el tratamiento es contar con una boca sana. Por este motivo hacemos una revisión inicial y, en caso de detectar algún problema es conveniente tratarlo antes de comenzar el blanqueamiento.

La opción más eficaz es el tratamiento combinado, que consiste en:

    • Sesiones en casa: se realizan unas férulas a medida para el paciente, que las utilizará en su domicilio con el producto que le proporcione el especialista (peróxido de carbamida) y siguiendo sus indicaciones. Es necesario permanecer con las férulas un mínimo de 4 horas al día. Recomendamos usarlas durante un mes aproximadamente, aunque cada caso ha de valorarse de forma personalizada.
    • Sesión clínica: consiste en la aplicación del peróxido de hidrógeno, la sustancia blanqueante, al 40%, un porcentaje superior al que el paciente emplea en su domicilio, de modo que ha de ser manejada por un profesional. Esta sesión puede realizarse al inicio o al final del tratamiento. Su objetivo es potenciar los resultados. Antes de iniciar el procedimiento se aplicará un protector en las encías que evitará que entren en contacto con el producto.

Mentiras y verdades sobre el blanqueamiento dental

Existen muchas leyendas acerca de este tipo de tratamientos.

  • ¿Me va a estropear los dientes?

El blanqueamiento dental apenas presenta contraindicaciones, siempre y cuando se realice bajo la supervisión de un odontólogo. El esmalte no sufre ningún daño y multitud de estudios avalan la seguridad y eficacia de este tipo de tratamientos.

  • ¿Notaré una mayor sensibilidad?

Es posible que, durante el proceso, determinadas personas perciban una mayor sensibilidad dental. Sin embargo, una vez concluyan las sesiones, esta desaparecerá.

  • ¿Puedo alcanzar el grado de blanco que quiera?

El grado de blanqueamiento que se puede alcanzar depende de las características del propio diente, como la mineralización, la textura del esmalte, de modo que no podemos decidirlo directamente, aunque siempre se obtendrán unos dientes más blancos.

  • ¿Puedo obtener los mismos resultados con los packs de blanqueamiento de venta libre?

Actualmente existen una serie de productos blanqueantes a la venta. Por ley, las concentraciones de peróxido de hidrógeno permitidas en este tipo de tratamientos no pueden superar el 0,1%, un porcentaje muy bajo que no proporcionará unos buenos resultados. Para porcentajes mayores es necesaria la supervisión de un odontólogo.

  • ¿Tengo que vigilar el consumo de ciertos alimentos y bebidas durante el proceso?

Durante el tratamiento es recomendable evitar el consumo de ciertas sustancias que pueden oscurecer los dientes, como café, té, vino tinto, cacao, tinta de calamar. Esto es debido a que el propio proceso favorece la fijación de pigmentos en el esmalte dental.

Escribe un comentario

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies