Asesor de Salud

Déjanos tu teléfono y te llamamos

Horario de contacto:

91 590 52 99

¿Cuáles son los síntomas de ansiedad más comunes?

Los síntomas de ansiedad los observamos a menudo en la vida diaria. Son parte de la normalidad, ya que la ansiedad es como una especie de termostato que nos ayuda a darnos cuenta de que tenemos que reaccionar o actuar (cuando tenemos un examen, un momento importante, un problema que atajar). Es parte de una respuesta evolutiva.

Miedo y ansiedad

Los problemas de ansiedad tienen un núcleo común que es el yo en peligro. Por lo tanto, el miedo es un sentimiento central de los problemas relacionados con la ansiedad. Para aclarar, podemos decir que:

  • El miedo es la respuesta emocional hacia una amenaza subjetiva o real de peligro.
  • La ansiedad sería la “anticipación” de una posible amenaza futura.

El miedo nos provocará una activación autonómica que es necesaria para la respuesta de supervivencia conocida como “enfrentamiento o huida” (fight or flight), y también nos produce sentimientos de peligro inminente y búsqueda de vías de escape.

La respuesta de ansiedad nos pone más en tensión muscular y en hipervigilancia de posibles peligros futuros, de cautela y de evitación de situaciones.

A veces la ansiedad se vuelve desmesurada e intolerable, provocándonos un malestar brutal con una sensación de que algo malo nos va suceder de forma inminente y que no tenemos control sobre ello.

Síntomas de ansiedad

Existen muchos síntomas de ansiedad y dependen, en gran medida, del tipo de problema de ansiedad que tengamos, por ejemplo: un ataque de pánico frente a una fobia social, o una fobia a volar.

Pero en general, los síntomas de ansiedad más comunes son:

  • Dificultad para concentrarse o quedarse la mente en blanco.
  • Excesiva preocupación por las situaciones que tiene que enfrentar la persona en su vida.
  • Pensamientos recurrentes (obsesivos) e incontrolables sobre situaciones temidas.
  • Dificultad para respirar, pudiendo tener nauseas acompañadas.
  • Palpitaciones.
  • Sudoración en las manos y frio notable.
  • Pesadillas.
  • Flash-backs o imágenes intrusivas de experiencias traumáticas ya vividas.
  • Dificultad para dormir (insomnio).
  • Incapacidad de estarse quieto o tranquilo (inquietud psicomotora).
  • Conductas rituales (lavarse las manos, contar x número de veces que la puerta está cerrada, etc.).
  • Sentimientos de miedo, pánico o muerte inminente, o de volverse loco.
  • Boca seca.
  • Anestesia o sensación de hormigueo.
  • Miedo excesivo a salir de casa, y/o miedo desproporcionado a ciertos objetos, animales o situaciones. Por ejemplo: ver sangre, serpientes, ratas, pánico a las alturas, a volar, ir al cine, ir en autobús, metro, estar en un lugar donde haya mucha gente (procesión, manifestación).
  • Quejas y dolores físicos, dolores de estómago, de cabeza, vómitos, etc.

Causas de los síntomas de ansiedad

Las causas exactas de los síntomas de ansiedad no se saben, pero sí sabemos que se ve más en algunas familias, por lo que se están realizando estudios genéticos. Sabemos también que vivencias traumáticas y exposición a situaciones de violencia, de alto estrés sostenido, son algunos factores desencadenantes.

Cuando la ansiedad pasa de ser algo pasajero y se convierte en algo que interfiere con el funcionamiento normal en la vida es cuando tenemos que plantearnos buscar ayuda profesional. Nos ahorrará muchos momentos de sufrimiento y malestar profundo.

Hoy en día tenemos herramientas tanto en psicoterapia, como en relajación y en farmacología, como para obtener muy buenos resultados y poder volver a una vida totalmente normalizada.

Escribe un comentario

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies