Asesor de Salud

Déjanos tu teléfono y te llamamos

Horario de contacto:

91 590 52 99

Hiperhidrosis: cómo manejar las complicaciones que produce el sudor excesivo

El sudor es una sustancia compuesta por agua y pequeñas cantidades de sales minerales y sudar es una reacción natural y necesaria del organismo, un mecanismo fisiológico para regular la temperatura corporal. Durante el verano, debido a las altas temperaturas, es frecuente que sudemos más para disminuir el calor temporal mediante la transpiración. Sin embargo, el sudor excesivo puede resultar molesto, incluso desagradable.

En algunos casos la sudoración se vuelve excesiva y no de forma acorde con la temperatura exterior: es lo que se conoce como hiperhidrosis, una patología que afecta a un 3% de la población.

Tipos de hiperhidrosis

Esta patología puede afectar a cualquier parte del cuerpo, pero es más frecuente que se localice en algunas zonas, especialmente en:

  • Palmas de las manos
  • Plantas de los pies
  • Axilas
  • Ingles

Afecta en mayor medida a los hombres que a las mujeres y suele aparecer en la infancia, produciéndose un empeoramiento durante la adolescencia. En casos muy extremos se puede llegar a producir eccema, roces o incluso pelado de las palmas de las manos. En ningún caso debemos de hablar de alergia al sudor, una patología que apenas existe.

Podemos distinguir dos tipos de hiperhidrosis:

  • Hiperhidrosis primaria: es la más frecuente, suele ser de causa desconocida y se relaciona con situaciones de nervios y estrés por el exceso de activación del sistema parasimpático. Puede afectar a cualquier tipo de persona y una vez aparezca acompañará al paciente durante toda su vida.
  • Hiperhidrosis secundaria: aparece asociada a otras patologías como, por ejemplo, diabetes o trastornos del tiroides o incluso a la toma de determinados medicamentos. En estos casos, al actuar sobre la enfermedad o causa que la origina los síntomas del paciente mejoran.

En función de la intensidad con la que se presente esta patología se puede llegar a producir una disminución de la calidad de vida del paciente, incluso fobia social.

Posibles abordajes de la hiperhidrosis

Aunque la hiperhidrosis no se puede prevenir, existen diferentes formas de tratamiento para aliviar los síntomas:

    • Aplicación de desodorantes antitranspirantes con cloruro de aluminio (son útiles en casos leves)
    • Medicamente orales
    • Inyecciones de toxina botulínica
    • Cirugía

Es fundamental el seguimiento de estos pacientes por parte del dermatólogo, que aconsejará el tratamiento más indicado en cada caso.

Además, es importante tener en cuenta la afectación psicológica que pueden sufrir las personas que padecen esta patología. En algunas ocasiones será necesario combinar los tratamientos con terapias conductuales que contribuyan a mejorar el manejo de la ansiedad y el estrés.

Tratamiento con toxina botulínica

La toxina botulínica puede inyectarse en las axilas y en las palmas de las manos. En el caso de las palmas de las manos será necesario aplicar anestesia regional para evitar las molestias del pinchazo. Sin embargo, en las axilas se tolera mejor.

Los efectos duran aproximadamente un año y los resultados son muy positivos.

Otras patologías relacionadas con la sudoración

Determinadas situaciones emocionales que causen estrés, como puede ser el miedo o la preocupación, pueden causar también sudoración excesiva.

Además, en determinados pacientes el sudor puede ocasionar lesiones dérmicas (eccemas o irritación de la piel) que pueden incluso persistir una vez que el sudor desaparece y la zona se seca.

Algunos síntomas pueden ser:

  • Sensación de calor o quemazón
  • Aparición de ronchas
  • Picor intenso

Para evitar este tipo de urticaria, especialmente durante el verano, se recomienda:

  • Evitar las actividades deportivas intensas, especialmente en las horas de más calor.
  • Cuidar al máximo la piel, manteniéndola seca.
  • Tener precaución con determinados alimentos que pueden favorecer la estimulación de las glándulas sudoríparas, como el picante o las comidas pesadas.

Escribe un comentario

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies