Asesor de Salud

Déjanos tu teléfono y te llamamos

Horario de contacto:

91 590 52 99

La contaminación y el envejecimiento cutáneo

En las grandes ciudades españolas, como por ejemplo Madrid, Barcelona o Valencia, es frecuente superar los límites de contaminación establecidos por la Unión Europea. Se detectan, entre otros, niveles elevados de:

  • Ozono
  • Dióxido de nitrógeno
  • Dióxido de sulfuro
  • Partículas PM10 (partículas inferiores a 10 micras)
  • Hidrocarburos aromáticos

Estos elementos de la contaminación inducen la producción de radicales libres y especies reactivas de oxígeno, que derivan en un estímulo proinflamatorio sobre nuestra piel. Es por ello que, con el tiempo, causan efectos nocivos sobre la misma.

¿Cómo afecta la contaminación a nuestra piel?

Los elementos de la contaminación influyen negativamente en nuestro organismo, y no solo lo hacen a nivel pulmonar o de tracto digestivo, que es donde más partículas PM10 se detectan.

También afectan negativamente a nuestra piel, el órgano más extenso de nuestro organismo y nuestra primera barrera de protección precisamente frente las agresiones externas.

Nuestra piel se intenta defender mediante sistemas antioxidantes (enzimáticos y no enzimáticos). Sin embargo, en ocasiones, cuando esas agresiones externas superan la capacidad de defensa de la piel, se ponen en marcha efectos nocivos. A día de hoy, mediante diversos estudios publicados, se sabe que esto se traduce en diversos cambios relacionados con el envejecimiento cutáneo, por ejemplo:

  • Aparición de manchas cutáneas (léntigos)
  • Flaccidez
  • Degradación de la dermis con pérdida de elasticidad

¿Se puede prevenir el envejecimiento externo cutáneo?

Para prevenir el envejecimiento externo cutáneo, es decir, aquel que se produce por la exposición a factores externos, no es suficiente con la protección frente a la radiación ultravioleta y resto de espectro de radiación solar. También deberemos protegernos frente a estas moléculas dañinas de la contaminación, por ejemplo, mediante el uso de sérums, cremas o productos que combinen:

  • Sustancias antioxidantes eficaces
  • Que tengan capacidad para bloquear ese daño oxidativo de la contaminación.

 

 

Noticias relacionadas

Escribe un comentario

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies