Asesor de Salud

Déjanos tu teléfono y te llamamos

Horario de contacto:

91 590 52 99

¿Se puede curar el vitíligo?

El vitíligo es una enfermedad cutánea autoinmune que se manifiesta a través de manchas sin pigmento (manchas blancas en la piel). Se produce porque las propias defensas del cuerpo atacan a los melanocitos de la piel, las células que producen la melanina, la pigmentación.

Afecta a entre un 1 y un 2% de la población y hasta un 30% de los casos debutan en la infancia o adolescencia, aunque puede aparecer a cualquier edad. No hay mayor predisposición por sexo o raza. Una vez aparece, su progresión es impredecible.

Aunque se trata de un proceso generalmente benigno, asintomático y no contagioso, puede afectar psicológicamente al paciente de forma muy notable, algo que no debemos menospreciar desde la consulta de dermatología.

¿Cómo se diagnostica el vitíligo?

El diagnóstico del vitíligo se realiza mediante exploración clínica. En caso de que existan dudas, para descartar otro tipo de patologías (por ejemplo, pitiriasis alba, hongos, etc.) utilizamos una lámpara de luz ultravioleta llamada “Luz de Wood”.

Al tratarse de una enfermedad autoinmune puede aparecer acompañado de otras patologías de este tipo, como por ejemplo hipotiroidismo inmune o Tiroiditis de Hashimoto.

Existe un componente genético que puede predisponer a padecer la enfermedad. Además, existen una serie de factores ambientales que pueden estar involucrados en su desarrollo. El estrés es uno de los más importantes, tanto físico como mental.

Se trata de una enfermedad compleja, de hecho, en pacientes con igual carga genética, algunos pueden desarrollar vitíligo y otros no.

Tipos de vitíligo

Existen distintos tipos de vitíligo:

  • Segmentario: es el menos frecuente y se caracteriza por afectar a una única región del cuerpo. Suele aparecer en edades tempranas y es más estable.
  • No segmentario: es el más común. Puede aparecer a cualquier edad y afecta a diferentes localizaciones:
    • Acrofacial: se caracteriza por la aparición de las lesiones en la cara, especialmente alrededor de orificios faciales, y en las manos y pies, es decir, en zonas distales.
    • Acral: las zonas despigmentadas aparecen solo en manos y pies.
    • Localizado: en una zona concreta del cuerpo.
    • Universal: afecta a todo el cuerpo, incluso al cabello, aunque de forma poco frecuente.

Es necesario tener precaución con los roces, puesto que puede producirse el fenómeno de Koebner: en las zonas del cuerpo donde se produce un golpe p roce puede aparecer una mancha de vitíligo.

¿Existe un tratamiento efectivo?

El manejo en consulta persigue frenar la progresión de la enfermedad. Aunque no podemos garantizar la curación, sí se pueden observar mejorías. El tratamiento es prolongado y es necesario que el paciente sea constante.

Consiste, principalmente, en el uso de:

  • Corticoides tópicos o inmunomoduladores tópicos.
  • Corticoides vía oral, en casos de progresión muy rápida.
  • Vitamina D: en muchos casos es necesario recetar al paciente suplementos, ya que se observan niveles muy bajos.
  • Fototerapia: se puede utilizar de modo complementario para intentar estimular con radiación ultravioleta los melanocitos afectados para que vuelvan a fabricar melanina. Se puede emplear también láser Excimer para zonas más localizadas.

Lo más efectivo es combinar las diferentes opciones disponibles.

Se recomienda fotoprotección solar estricta en las zonas afectadas. En algunos casos es posible tomar baños de sol de unos 10 minutos al día, siempre en horas de baja intensidad, para intentar estimular los melanocitos.

Las lesiones a nivel facial son las que, habitualmente, muestran un mejor pronóstico. Al contrario, las que aparecen en manos y pies suelen mostrar un peor resultado.

Avances terapéuticos

Los últimos avances en el abordaje del vitíligo se centran en la investigación de la molécula estimuladora de la MSH, la hormona estimulante de la melanina. Se trata de estudios que se encuentran en fase de ensayo clínico, de modo que es necesario determinar su perfil de seguridad.

Otros avances en fase de investigación apuntan al trasplante de células madre, trasplante de melanocitos.

En España existe una asociación de pacientes específica, Aspavit, en las que los pacientes pueden recibir información y asesoramiento sobre la enfermedad.

Escribe un comentario

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies