Asesor de Salud

Déjanos tu teléfono y te llamamos

Horario de contacto:

91 590 52 99
Pide tu cita online

¿Quieres que un Asesor Personal de Salud contacte contigo?

lopd-form-cita

He leído y acepto la información básica sobre protección de datos aplicable

Qué es

la evacuación de toxinas y residuos celulares. Contamos con dos tipos de hipertermia, ambos de última generación: una cama de hipertermia corporal total, y la hipertermia molecular.

Dentro de las terapias de medicina biológica orientadas a la activación de la capacidad defensiva del organismo, en Vithas Internacional contamos con la hipertermia. Cuando aumentamos la temperatura del cuerpo, o de una zona concreta del organismo, en torno a los 40 grados, creamos un ambiente idóneo para mejorar el flujo de sangre hacia las zonas afectadas por un proceso infeccioso, inflamatorio o canceroso.

El principal efecto de la Hipertermia es la vasodilatación. Conforme se calienta el tejido local, el flujo sanguíneo transporta más eficientemente el oxígeno y los nutrientes y, al mismo tiempo, intensifica la evacuación de toxinas y residuos celulares.

Contamos con dos tipos de hipertermia, ambos de última generación: una cama de hipertermia corporal total, y la hipertermia molecular.

 

Técnica de la hipertermia

Esta técnica terapéutica es una de las mejores aliadas en los tratamientos complementarios al cáncer y la enfermedad de Lyme.

En el primer caso, con el incremento de la temperatura favorecemos que la quimioterapia detecte y alcance en mayor cantidad a las células cancerosas, al ser éstas muy sensibles al calor. Por otra parte, mejora la respuesta inmune anti-tumoral ya que los linfocitos intensifican su efectividad provocando la apoptosis celular y reduciendo el tumor. Además, este procedimiento ayuda a eliminar la toxicidad de la propia quimioterapia.

 

Tratamientos con hipertermia

En nuestra Unidad de Medicina Biológica y Antiaging de Vithas Internacional trabajamos desde un gran compromiso con nuestros pacientes. Son nuestra principal motivación. Queremos llegar más allá de la curación de las enfermedades y nos gusta acompañarlos en cualquier proceso de curación. Por eso contamos con una unidad específica de Oncología Integrativa, cuyo objetivo no es otro que complementar los tratamientos de la medicina convencional con la medicina biológica y aunar esfuerzos para ampliar las posibilidades de superación de la enfermedad.

 

Hipertermia y tratamientos para el cáncer

Hipertermia corporal

Los tratamientos complementarios pretenden apoyar a las terapias contra el cáncer que, si bien son cada vez más eficaces, conllevan unos efectos secundarios que podemos mitigar. Desde la perspectiva de medicina biológica queremos alargar la vida y mejorar el cómo se vive.

La oncología integrativa aporta un enfoque más holístico y a largo plazo de la enfermedad, prestando más atención a la salud en general de los pacientes que sufren cáncer. Se centra en la interacción entre el tumor y su entorno bioquímico inmediato en el organismo, a menudo referido como “terreno”.

Los tratamientos complementarios al cáncer se basan en la intervención sobre la fisiología de la célula cancerosa para debilitarla, al tiempo que activamos el sistema inmune. Y lo hacemos con la intervención en cuatro pilares fundamentales:

  1. Tratamiento nutricional, inmunogenético e inmunoactivador.
  2. tratamiento con hipertermia corporal
  3. Desintoxicación, oxigenación y control del pH.
  4. La perspectiva psicoemocional, fundamental para lograr una buena calidad de vida.

Con la hipertermia corporal logramos que llegue a las células cancerosas, una mayor cantidad de sustancias de la quimioterapia. Por otra parte, permite aumentar hasta 10 veces la capacidad las células dendríticas para destruir las células cancerosas, aumentando la angiogénesis y, por tanto, la oxigenación de la zona tumoral.

Hipertermia molecular

La hipertermia molecular es una técnica innovadora que se aplica de forma localizada y aumenta la temperatura con un claro efecto terapéutico, la vasodilatación. Conforme se calienta el tejido local, el flujo sanguíneo desencadena dos efectos:

  • Promueve un transporte más eficiente de oxígeno y nutrientes.
  • Aumenta la evacuación de toxinas y residuos celulares de los tejidos que se calientan.

La combinación de la quimioterapia con este tipo de hipertermia, incrementa la posibilidad de éxito de forma exponencial. Como explica el creador de esta tecnología, el profesor Gerard Aknine, “en cáncer de colon, por ejemplo, la respuesta es positiva en un 7% de los casos, pero combinando la quimioterapia con la hipertermia, tenemos éxito en el 92% de los tratamientos”.

En el caso del cáncer de mama, que en España tiene un diagnóstico de 26.000 casos, cada año, su tratamiento combinado con la hipertermia tiene éxito en el 66% de los casos, frente al 42% cuando el tratamiento convencional se aplica sin hipertermia. (EL Jones et al., 2005). En el cáncer de próstata, la supervivencia a los tres años del tratamiento alcanza el 97% de los casos en los que se combina la quimioterapia con la hipertermina, frente al 67%, sin hipertermia (Strotsky et al., 1991)

El inicio de la respuesta de las células con la aplicación de esta técnica, se detecta a las dos semanas de iniciado el tratamiento, cuando ya se puede observar la necrosis del tumor y la apoptosis, o suicidio, de las células.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies