Asesor de Salud

Déjanos tu teléfono y te llamamos

Horario de contacto:

91 590 52 99
Pide tu cita online

¿Quieres que un Asesor Personal de Salud contacte contigo?

lopd-form-cita

He leído y acepto la información básica sobre protección de datos aplicable

Qué es

El cáncer de colon y recto, o cáncer colorrectal, es una causa importante de muerte en nuestro país, siendo en general diagnosticado en etapas avanzadas cuando aparecen las molestias características de la enfermedad.
En la mayoría de los casos, estos cánceres nacen de una lesión denominada pólipo, que es una elevación de la pared del intestino formado por células que crecen y se multiplican con mayor rapidez que el resto de las células. Al crecer, los pólipos se pueden transformar en cáncer, ya que tienen la capacidad de invadir la pared completa del intestino e incluso esparcirse hacia otros sitios del organismo, pudiendo originar una metástasis.

 

Aspectos diferenciales

El Dr. Ramón Cantero es una referencia a nivel nacional en el tratamiento del cáncer colorrectal por abordaje laparoscópico.
A lo largo de su trayectoria profesional ha introducido numerosas técnicas innovadoras en el campo de la coloproctología y es el médico español con más experiencia en cirugía transanal endoscópica mínimamente invasiva a través de dispositivo monopuerto. En este sentido destaca por ser pionero, a nivel internacional, en este tipo de cirugía a través de monopuerto para el tratamiento de lesiones de recto.

 

¿A quién afecta el cáncer colorrectal?

Aunque puede ocurrir a cualquier edad, la mayoría de los pacientes a los que se les diagnostica tienen entre 50 y 70 años.
Las personas con mayor riesgo de presentar un cáncer colorrectal son los familiares de pacientes con pólipos o cáncer de colon o recto, los que presentan alguna enfermedad inflamatoria intestinal como la enfermedad de Crohn o Colitis Ulcerosa, o que tengan ciertas condiciones hereditarias como la poliposis adenomatosa o el Síndrome de Lynch (cáncer colonrectal hereditario no polipósico).

 

Prevención del cáncer colorrectal

Para prevenir el cáncer colorrectal, la medida más efectiva es realizarse una colonoscopía desde los 50 años o algún otro método de detección precoz (como el test de sangre oculta en deposiciones). Si durante la colonoscopía se detecta la presencia de algún pólipo, éste debe ser removido y enviado a biopsia. Otras medidas menos efectivas, pero igualmente recomendables, son aumentar la fibra en la dieta, y disminuir el consumo de grasas y carnes rojas, además de suspender el tabaco.

Síntomas más comunes del cáncer colorrectal

Los síntomas más frecuentes aparecen en la fase avanzada de la enfermedad y pueden ser los siguientes: cambios en los ritmos intestinales, diarrea o sensación de tener el vientre lleno, estreñimiento, sangre en las heces, dolor o molestia abdominal y baja de peso sin causa aparente.

 

Tratamiento del cáncer colorrectal

En el Instituto Coloproctológico de Vithas Internacional nos ocupamos de toda la patología relacionada con el colon, el recto y el ano, abordando desde la prevención, estudio y diagnóstico, hasta el tratamiento de las enfermedades coloproctológicas. Para ello empleamos las técnicas de diagnóstico más avanzadas, así como tratamientos mínimamente invasivos, que reducen al máximo las molestias derivadas de los mismo.

Cáncer de colon

En la mayoría de los casos de cáncer colorrectal está ubicado en el colon. Por ello, la cirugía consiste en separar el segmento de colon que contiene el tumor junto con los vasos sanguíneos y los ganglios linfáticos. Dependiendo de la ubicación del tumor, se abordará de una manera o de otra, pero tanto si es en el lado izquierdo, como si en el derecho o si es total, es posible hacerlo por vía laparoscópica. Si la enfermedad presenta ramificaciones (metástasis), o si la biopsia informa un tumor muy avanzado, es probable que el paciente requiera quimioterapia para completar su tratamiento.

Cáncer de recto

El recto es la porción del aparato digestivo que se haya en los últimos 15 centímetros del intestino y se ubica en la cavidad pelviana. Dependiendo de la altura del tumor en relación al ano. Puede ser una resección local, resección anterior del recto o una resección abdomino-perineal, y todos los procedimientos son posibles por vía laparoscópica.
En la mayoría de los casos el intestino se puede reconectar, y así mantener el tránsito normal, pero hay ocasiones donde no se puede y es necesario realizar una ostomía, es decir, un segmento de intestino pegado a la pared abdominal por donde saldrán las deposiciones.

Cirugía transanal mínimamente invasiva (TAMIS)

En lesiones precoces de recto se puede realizar un abordaje transanal donde se minimiza los riesgos para el paciente, lo que se conoce como cirugía transanal mínimamente invasiva o TAMIS, lo que permite al paciente una rápida recuperación sin abordaje abdominal.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies