Asesor de Salud

Déjanos tu teléfono y te llamamos

Horario de contacto:

91 590 52 99

12 consejos para el cuidado de la voz

16 de abril: Día Mundial de la Voz

Cada año, el 16 de abril, se celebra en todo el mundo el Día Mundial de la Voz. El objetivo es crear conciencia sobre la importancia del cuidado de la voz y la detección oportuna de las enfermedades que afectan a las cuerdas vocales.

Esta iniciativa nació en Brasil en el año 1999 gracias al Dr. Nedio Steffen, que en aquel momento era el presidente de la Sociedad Brasilera de Laringología y Voz. Tras comprobar que muchas de las personas que padecían disfonías pensaban que eso era normal, o bien lo atribuían a una característica natural de su voz, decidió organizar una Campaña Nacional de Concienciación acerca de los cuidados de la salud vocal.

Tras el éxito obtenido decidió compartir su experiencia y animar a las Sociedades de Otorrinolaringología de todo el mundo a sumarse a esta campaña.

El profesor Mario Andrea, docente de Otorrinolaringología de Lisboa, llevó esta iniciativa a Europa y Estados Unidos. La presentó en distintos eventos internacionales como una necesidad médica frente a la responsabilidad de concienciar a la población acerca de los cuidados de la voz.

De este modo nació el Día Mundial de la Voz. En España, la Sociedad Española de Otorrinolaringología celebra esta fecha desde el año 2003. A través de diversos actos se persigue:

  • Llegar al mayor número de pacientes
  • Concienciar sobre la importancia que tiene la voz para la vida diaria
  • Proporcionar consejos a tener en cuenta para cuidarla

Diagnóstico y tratamiento de las patologías de la voz

Alrededor de un 5% de la población mundial sufre algún trastorno de la voz que requiere atención médica especializada. Los otorrinolaringólogos, junto a foniatras y logopedas, somos los encargados de esta atención médica especializada.

En los últimos años podemos destacar el notable progreso en cuanto a:

  • Recursos diagnósticos, terapéuticos y preventivos.
  • Mayor conocimiento de esta problemática por parte de la población.
  • Excelentes equipos de exploración, que nos permiten la visualización de la laringe y la grabación de la misma para su control evolutivo. Podemos, asimismo, ver la vibración de las cuerdas vocales (estroboscopia); analizar la calidad de la voz mediante equipos de análisis vocal (grabamos la voz, la digitalizamos y mediante programas informáticos podemos cuantificar el grado de lesión de la voz y valorar, de forma objetiva y automática, la mejoría o el empeoramiento de la voz).
  • Avances en microcirugía laríngea, que han conducido a una real superespecialización, convirtiendo la clásica microcirugía laríngea en una fonocirugía cuyo objetivo es la extirpación de las lesiones de las cuerdas vocales. De esta forma se mantiene o restaura la normal anatomía de las mismas y se consigue una buena calidad vocal postoperatoria.

Normas básicas para el cuidado de la voz

Las disfonías se clasifican en funcionales y orgánicas. En las primeras no se existe una lesión anatómica evidente y en las segundas sí.

Un mal uso y abuso vocal puede desencadenar ambas patologías por lo tanto es importante seguir unas normas para el cuidado de la voz:

  1. No fume. El humo del tabaco es el principal elemento tóxico. Además de la irritación, provoca sequedad y puede dar lugar a metaplasia de la mucosa e incluso displasia y carcinoma.
  2. Evite los ambientes cargados de humos y/o polvos y gases de productos irritantes.
  3. Limite la cantidad de tiempo de habla, muy especialmente cuando padezca infecciones respiratorias de vías altas.
  4. Utilice un tono e intensidad de voz óptima. Ni grite ni chille, no ría demasiado fuerte.
  5. Evite hablar por encima de un ambiente ruidoso.
  6. No confirme verbalmente todo lo que habla su interlocutor; mantenga reposo de voz mientras escucha.
  7. Disminuya la velocidad del habla y hable pausadamente.
  8. Evite el aclaramiento continuo de la voz, así como el carraspeo y la tos. Aclarar la garganta y toser con fuerza son acciones traumáticas para las cuerdas vocales. Deben evitarse lo máximo posible.
  9. Evite hablar durante el esfuerzo o ejercicio físico.
  10. Evite posturas tensas al hablar, intente relajar los músculos de los hombros y cuello. Esto incluye no hablar agotando todo el aire de los pulmones, de esa forma nociva en que se notan las venas del cuello. Cuando se notan las venas del cuello al hablar significa que gritamos o agotamos el aire, que hay tensión muscular que se transmite a las cuerdas vocales, las cuales sufren con facilidad.
  11. Tome abundantes líquidos. Las cuerdas vocales necesitan estar bien lubrificadas con una con una capa delgada de moco para poder vibrar eficientemente.
  12. Evite conversaciones telefónicas largas y no utilice el móvil en la calle o espacios ruidosos. Cuando hablamos por teléfono no tenemos control audiofonatorio y no somos conscientes de si estamos “forzando la voz”

Escribe un comentario

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.

Marketing Digital. Este proyecto ha sido desarrollado por Grupo Enfoca: Inbound Marketing Alicante

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies