Asesor de Salud

Déjanos tu teléfono y te llamamos

Horario de contacto:

91 590 52 99

Anisakis: todo lo que necesitas saber para evitar el contagio

El anisakis es un parásito que puede encontrarse en los pescados y cefalópodos que consumimos de forma habitual. El contacto humano con esta larva produce anisakiasis, un problema de salud cuya incidencia se ha incrementado notablemente en los últimos años. Esto se debe, principalmente:

  • A la mayor presencia del parásito en el pescado capturado: algunos estudios apuntan a un porcentaje de parasitación superior al 80% en pescados de consumo habitual, como la merluza o la pescadilla.
  • A los nuevos hábitos de consumo de pescado crudo o poco cocinado (sushi, sashimi, ceviche).
  • A las mejores técnicas diagnósticas disponibles, que nos permiten detectar la infección.

Este parásito se distribuye de forma universal, aunque es bastante frecuente encontrarlo en los peces del mar Mediterráneo y del océano Atlántico. Los pescados en los que aparece de forma más frecuente son: el bacalao, las sardinas, la merluza, pescadilla, rodaballo, caballa, jurel, boquerones, arenques y salmón.

¿Cómo se produce la anisakiasis?

Las reacciones alérgicas al anisakis pueden producir urticaria, angioedema y/o anafilaxia. Igualmente son comunes las alteraciones digestivas por la presencia del parásito en el estómago o intestino. Se trata de una consecuencia directa del consumo de pescados o cefalópodos que contienen la larva viva.  Esta se adhiere a la mucosa del estómago y secreta unas sustancias que producen la reacción.

En la mayoría de casos la larva muere y se elimina. Sin embargo, consumir de nuevo pescados parasitados puede provocar reacciones recurrentes.

Para determinar si una persona ha estado en contacto con el parásito se realiza una prueba de alergia. Sin embargo, un resultado positivo no determina exactamente que lo tenga en ese momento, sino que está sensibilizado.

¿Qué síntomas produce?

Los primeros síntomas habitualmente se manifiestan entre 1 y 12 horas tras el consumo del pescado infectado. Los pacientes suelen referir:

  • Dolor en el abdomen
  • Vómitos y náuseas
  • Décimas de fiebre.
  • En algunos casos aparece también una manifestación cutánea.

Estos primeros síntomas suelen ceder en pocos días, pero las molestias abdominales y digestivas pueden persistir durante unas semanas o meses.

En raras ocasiones puede llegar a producir una obstrucción intestinal.

En otros casos los efectos de la anisakiasis son indirectos y se centran en la reacción del sistema inmunológico a las proteínas del parásito. En función del contacto establecido (a través de la piel, mucosas) la alergia puede manifestarse como asma, dermatitis, etc.

Tratamiento de la anisakiasis

La forma más efectiva de tratar la anisakiasis es la extracción del parásito mediante una endoscopia digestiva. Sin embargo, en ocasiones será suficiente con el tratamiento sintomático.

En caso de presentar una reacción alérgica, el tratamiento se centra en el abordaje de los síntomas.

Consejos para evitar el contacto con el anisakis

El anisakis sobrevive en el pescado, por ello se recomienda:

  • Evitar el consumo de pescado y cefalópodos crudos o poco cocinados, como los ahumados, marinados, boquerones en vinagre).
  • Consumir el pescado preferiblemente congelado. Para que la congelación resulte efectiva se recomienda que se mantengan durante un mínimo de 24 horas y a una temperatura de -20ºC o inferior (esta temperatura solo se alcanza en los frigoríficos de 3 estrellas o más).
  • Comprar el pescado limpio y sin vísceras.
  • Cocinar a temperaturas que alcancen, como mínimo, los 60°, de modo que se pueda destruir el parásito.

En cuanto a los establecimientos que sirven comida a consumidores finales, la legislación les obliga a garantizar que los productos de pesca preparados para consumir crudos o con una preparación insuficiente para destruir los parásitos han sido previamente congelados en las condiciones que establece la ley.

Noticias relacionadas

Escribe un comentario

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies