Asesor de Salud

Déjanos tu teléfono y te llamamos

Horario de contacto:

91 590 52 99

Cirugía robótica para tratar el prolapso femenino

En cuerpo atraviesa por distintas etapas naturales a lo largo de nuestra vida, y cada una de ella trae consigo unas determinadas transformaciones que requieren de sus propias atenciones o desafíos. Del mismo modo que invertimos tiempo en el cuidado de nuestra piel, de la salud física o de la alimentación, los años tampoco pasan en vano para los genitales femeninos, por lo que debemos prestar especial atención a sus necesidades.

El cuidado de los órganos genitales femeninos requiere de cuidados especiales. Por ello, existen medidas preventivas para evitar que los cambios traigan consigo consecuencias que pueden generar malestar físico y emocional que afecte a la salud sexual de las mujeres, a la relación con sus parejas o que generen un estado de ánimo negativo.

En este sentido, los principales motivos que empujan a las mujeres a someterse a una cirugía son la incontinencia urinaria, la sequedad vaginal, el ardor o el olor en la zona genital, aunque existen otras patologías como el prolapso uterino que deben ser intervenidas quirúrgicamente.

¿Qué tipos de prolapso genital existen?

Cabe señalar que existen distintos tipos de prolapso genital femenino, entre los que conviene diferenciar:

  • Cistocele: descenso de la vejiga o parte de ella.
  • Tectocele: descenso del recto sobre la cara posterior vaginal.
  • Prolapso uterino: descenso del útero. 
  • Prolapso de la cúpula vaginal: el descenso vaginal puede producirse en mujeres a las que se les ha extirpado el útero.
  • Enterocele: cuando el intestino delgado presiona contra la pared superior de la vagina y la desplaza.

Además, los prolapsos pueden ser de distintos grados, diferenciando entre cuatro estadios en función del estado del órgano:

  • 1 o leve: sufre un pequeño descenso en el interior de la vagina, pero no se asoma.
  • 2 o moderado: ha descendido y se asoma ligeramente por la entrada de la vagina.
  • 3 o grave: ese asoma y sobresale por la entrada de la vagina, viéndose y sintiéndose el bulto.
  • 4 o total: está completamente fuera.

¿Qué es y por qué se produce el prolapso uterino?

Esta afección es una gran desconocida entre las mujeres, sin embargo, es muy común que se produzca. Se estima que más del 50% de las mujeres de todo el mundo que han tenido hijos han perdido fuerza en el suelo pélvico, es decir, en el conjunto de los músculos que cierran la parte inferior del abdomen y que dan soporte a la vejiga, a la vagina y al recto.

En este sentido, el prolapso uterino es una patología que se produce cuando hay un debilitamiento de los músculos y de los ligamentos que sostienen el útero de la pelvis, produciéndose un descenso o un desplazamiento del útero que puede llegar a salirse parcialmente a través de la vagina.

Principalmente, el prolapso uterino se produce tras varios partos vaginales, aunque también puede deberse al uso de fórceps o por una episiotomía –incisión que se hace en el tejido entre la abertura vaginal y el ano durante el parto–. Durante al parto vaginal se produce un estiramiento y desgarramiento inevitable de los tejidos que conforman las paredes vaginales, introito, labios mayores y menores, por lo que estos tejidos empeoran con cada parto. No obstante, cabe señalar que van regenerándose de manera variable con el tiempo.

Además, con la edad, los cambios hormonales y neuroendocrinos que se asocian a la menopausia y al envejecimiento fisiológico contribuyen a disminuir la calidad de los tejidos conectivos, lo que conduce a la atrofia y a la flacidez vulvovaginal.

Por otra parte, la histerectomía –o extirpación parcial o total del útero– es otro de los factores que puede provocar que la mujer sufra un prolapso uterino debido a que, sin el útero, la parte superior de la vagina puede caer de forma gradual hacia la abertura vaginal.

¿Cuáles son los síntomas del prolapso uterino?

En cualquiera de las causas, el prolapso uterino es una patología que produce molestias y que puede condicionar las actividades diarias de las mujeres. Aunque los síntomas dependen del grado de descendimiento, el principal síntoma del prolapso uterino es la presión en la zona genital y la aparición de un bulto en la vagina. Este bulto suele tratarse de algún tipo de prolapso en la mayoría de los casos.

Además, otros síntomas de pueden ser la pesadez abdominal de algo que desciende, los problemas de incontinencia urinaria, repetidas infecciones de vejiga, sangrado vaginal, aumento del flujo vaginal, lumbago, estreñimiento, menor sensibilidad o dolor durante las relaciones sexuales.

¿Cómo se puede tratar el prolapso femenino?

Acudir a un especialista en cuanto se produce el primer síntoma es importante para evitar daños mayores. En ese sentido, la realización de un examen físico es la prueba más importante para diagnosticar el prolapso femenino y el tratamiento a seguir; cuando se acompaña de incontinencia urinaria, pueden agregarse otra serie de exámenes más especializados en el campo de la uroginecología.

El especialista puede recomendar una cirugía para el prolapso femenino, con el fin de reparar los tejidos debilitados del suelo pélvico. También puede realizar una histerectomía (extirpación del útero). Estas intervenciones pueden realizarse por vía vaginal, mediante técnicas laparoscópicas o cirugía robótica.

¿Cómo se puede tratar el prolapso uterino con el Robot Da Vinci?

Tradicionalmente, la cirugía ginecológica utilizaba una gran incisión para acceder al útero y a la anatomía más próxima. En estas cirugías, el periodo de dolor, la incomodidad y el alejamiento de sus actividades cotidianas es mucho mayor para el paciente. 

En la Unidad de Urología Femenina de Vithas Internacional (Madrid) , dirigida por el Dr. Sánchez de la Muela, utilizamos el Robot Da Vinci en varios procedimientos de ginecología gracias a la seguridad y eficacia que presenta. La cirugía robótica supone una opción quirúrgica mínimamente invasiva, incluso para las afecciones más complejas, con mejor visión, precisión, destreza y control del especialista.

Lo que diferencia la cirugía robótica del resto de cirugías es una visión aumentada, tridimensional, sin temblor fisiológico del cirujano. Esto se debe a que opera con cuatro brazos quirúrgicos de un centímetro de diámetro y obtiene una precisión casi microscópica de los instrumentos en el interior de la incisión durante la cirugía. Además, el cirujano realiza la intervención en una consola, lo que reduce considerablemente la fatiga, aumentando su nivel de concentración y precisión.

Todo ello minimiza el riesgo de complicaciones quirúrgicas y postquirúrgicas, y se traduce en mayores tasas de curación, periodos de hospitalización más cortos, una recuperación más rápida y menor pérdida de sangre. Además, al tratarse de una cirugía ginecológica, el resultado estético es una de las grandes inquietudes de las mujeres que se someten a este tipo de intervenciones. Por ello, la delicadeza y la precisión con la que actúa el sistema Da Vinci presenta grandes ventajas. Por ejemplo, permite realizar la intervención a través de mínimas incisiones, consiguiendo que el órgano quede restaurado de forma perfecta y preservando sus funciones.

Los hospitales Vithas son hospitales seguros

Los 19 hospitales de Vithas son hospitales seguros para pacientes y profesionales gracias a la implantación de estrictos protocolos de seguridad frente a la covid-19. Entre las medidas implementadas destaca el establecimiento de dos circuitos diferenciados. Uno para las personas con síntomas compatibles con la covid-19, y otro para el resto de pacientes.

Adicionalmente, suministramos mascarillas y gel hidroalcohólico a todas las personas que acudan al hospital por cualquier motivo. Además, el Grupo está realizando test masivos de detección del virus en todo el personal, que está dotado de todas las medidas de autoprotección necesarias.

Una seguridad que siempre ha estado reforzada gracias a que todos los hospitales Vithas implementan los estrictos protocolos de la Joint Commission International. Este es un organismo de referencia mundial que acredita la seguridad del paciente y la excelencia asistencial.

Para más información: https://preparadosparacuidarte.com/

Escribe un comentario

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies