Asesor de Salud

Déjanos tu teléfono y te llamamos

Horario de contacto:

91 590 52 99

¿Cuáles son las lesiones más frecuentes en baloncesto?

Las lesiones más habituales entre los jugadores de baloncesto son, sin duda, las de dedos y tobillos. En general podemos decir que se solucionan de manera favorable en pocos días o semanas.

Después, las lesiones de rodilla, hombro, codo y, en menor medida, las de espalda, suponen un porcentaje no despreciable y suelen tener mayor repercusión sobre el pronóstico.

Además, en los deportes de contacto también son frecuentes las contusiones y golpes en cualquier parte del cuerpo.

Lesiones en los dedos de las manos

En estos casos es fundamental, en primer lugar, excluir una fractura o una luxación falángica. Habitualmente las lesiones suelen ser artritis traumáticas de las articulaciones interfalángicas. Pueden afectar a todos los dedos, siendo especialmente importante la lesión del pulgar por afectar a la pinza para manejar el balón.

Si no hay lesión más grave, lo habitual es la aplicación de frío y el vendaje funcional de la articulación con soporte del dedo más próximo y principal, usando una fijación con separación de los mismos.

Suelen evolucionar bien, aunque en ocasiones se producen ablusiones de las inserciones de los flexoextensores del dedo, que pueden dejar impotencia funcional de la articulación como secuela.

Lesiones en rodillas y tobillos

Ambas articulaciones son muy requeridas por:

  • La manipulación del balón
  • Los contactos con el adversario
  • Los movimientos extremos en todas las posiciones, direcciones y saltos a los que está sometido el jugador de baloncesto

Es muy importante una correcta musculación que proteja dichas articulaciones. En muchas ocasiones se precisa de un trabajo específico para un correcto equilibrio de la misma.

Medidas preventivas

Algunas medidas recomendables para prevenir posibles lesiones son:

  • En el caso de los tobillos: pueden resultar efectivas algunas prótesis protectoras y, sobre todo, los vendajes funcionales “taping” con esparadrapo. Cualquier jugador profesional debe usarlo como acción preventiva.
  • En el caso de la rodilla, es imposible prevenir la lesión con una rodillera, ya que resulta muy incómodo jugar con ellas sin que exista una lesión. La mejor prevención de la rodilla es una correcta musculación de la pierna que suponga una fijación intrínseca de la articulación.

¿Cómo actuar cuando se produce una lesión?

Toda lesión debe ser correctamente diagnosticada, con los medios adecuados, para hacer una posterior evaluación de un tratamiento conservador o quirúrgico.

La inmovilización de la zona afectada es lógica en la fase aguda, pero, cada vez más, se aplican tratamientos funcionales con un reposo mínimo por la falta de acondicionamiento que produce la inactividad.

El tiempo de recuperación es muy variable y, dependiente de la lesión, puede ir desde un par de días de reposo para pasar la fase aguda, a periodos de varios meses en el caso de lesiones que requieran cirugía con rehabilitación posterior.

Conviene destacar que los tiempos de recuperación han disminuido muchísimo con la tecnología actual.

Escribe un comentario

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.

Marketing Digital. Este proyecto ha sido desarrollado por Grupo Enfoca: Inbound Marketing Alicante

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies