Asesor de Salud

Déjanos tu teléfono y te llamamos

Horario de contacto:

91 590 52 99

Deporte profesional y embarazo

Para una mujer que practica deporte de modo habitual el embarazo no tiene por qué suponer un problema. Sin embargo, será necesario que se ponga en las manos adecuadas y planifique sus entrenamientos bajo la vigilancia especializada oportuna. Para ello es fundamental el trabajo conjunto de Ginecología y Medicina Deportiva.

Aunque habrá que valorar cada caso de forma personal, de manera general el deporte y la actividad física son muy recomendables antes, durante y después del embarazo y parto, pero siempre siguiendo las pautas médicas indicadas en cada caso.

Si hablamos de deportistas de élite, lo lógico sería que exista una correcta programación de los embarazos en relación a las grandes competiciones. En cualquier caso, se trata de una decisión personal de la deportista.

Embarazo y mejora del rendimiento en deportistas profesionales

Curiosamente, el embarazo supone un estado anabólico evidente. Crear una nueva vida obliga a formar nuevos tejidos y órganos. Para ello, el organismo de la embarazada produce determinadas hormonas que, de forma colateral, pueden contribuir a mejorar su rendimiento:

  • Mejor función cardiovascular: con aumento del gasto cardíaco por mejora del aumento, fundamentalmente, del volumen de sangre que expele el corazón (volumen sistólico).
  • Aumento de la eficacia del aparato pulmonar en los 3 primeros meses y mejora del aporte de oxígeno a los tejidos, con aumento del consumo de oxígeno. Esto es especialmente importante en las deportistas de fondo y en deportes no sometidos al efecto gravitatorio, como por ejemplo la natación.
  • Mejora del rendimiento a causa de las hormonas placentarias:
    • La gonadotropina coriónica (HGC) favorece la producción de testosterona.
    • Aumento de la hormona de crecimiento (GH)
    • Aumento de la progesterona, que favorece la elasticidad.
    • Aumento de las catecolaminas y su función como estimulante.

En cualquier caso, bajo mi punto de vista estos beneficios no deben utilizarse nunca como “elemento dopante”.

Nivel de entrenamiento y embarazo

Mantener el nivel de entrenamiento para una deportista profesional durante el embarazo depende de muchos factores:

  • El nivel o naturaleza del deporte o actividad a practicar.
  • El entorno en que se haga.
  • El tiempo de gestación.
  • El estado clínico de la gestante.

Siempre es necesaria la valoración clínica por parte de un especialista. En ningún caso podemos establecer consejos generales, ya que cada caso será distinto.

Recuperar la forma física tras el embarazo

El tiempo necesario para recuperar la forma física para una deportista profesional dependerá de varios factores:

  • El estado previo al embarazo.
  • El entrenamiento seguido durante el embarazo.
  • El tipo de deporte.

Existen casos de deportistas que han logrado grandes marcas en 6 u 8 meses. Lo ideal, en el caso de deportistas de élite, sería programar el embarazo, de modo que la recuperación sea tan rápida o lenta como convenga.

La incorporación a los entrenamientos puede hacerse relativamente pronto, unas 3 semanas, por ejemplo. Pero el objetivo de alcanzar una marca determinada ha de ser paulatino, prudente y seguro. La salud de la madre ha de estar por encima de cualquier resultado.

Noticias relacionadas

Escribe un comentario

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.

Marketing Digital. Este proyecto ha sido desarrollado por Grupo Enfoca: Inbound Marketing Alicante

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies