Asesor de Salud

Déjanos tu teléfono y te llamamos

Horario de contacto:

91 590 52 99

¿Estamos utilizando mal el enjuague bucal?

El uso del enjuague bucal o colutorio puede resultar un buen complemento para mantener nuestra higiene oral, siempre tomando como base un correcto cepillado, que es insustituible.

Proporciona una sensación de frescor y boca limpia, sin embargo, es necesario que sea un facultativo el que prescriba su uso. De lo contrario, podría resultar perjudicial para la dentición.

Tipos de colutorios

Es fundamental aclarar, en primer lugar, que no todos los colutorios son iguales ni cumplen la misma función. Cada uno cuenta con diferentes concentraciones de ingredientes activos.

De forma general, podemos diferenciar:

  • Enjuagues bucales con fines cosméticos: son los más comunes en el mercado y su finalidad es mejorar la halitosis (mal aliento), aportar frescor, blanquear, contribuir a eliminar restos de comida.
  • Enjuagues bucales con fine terapéuticos: son los colutorios específicos para tratar determinadas patologías.
    • Antisépticos: contribuyen al control de la placa bacteriana, de modo que pueden ser recomendables para pacientes con gingivitis y para desinflamar las encías. Además, también son aconsejables para cicatrizar tejidos después de una cirugía y para tratar infecciones de la boca, como llagas.
    • Con flúor: su función es proteger los dientes de los ácidos producidos por la placa bacteriana, de modo que pueden evitar la formación de caries.

En cada caso existen unas indicaciones de uso particulares, por ello es necesario seguir las indicaciones del especialista.

¿Puede dañar el enjuague bucal los dientes?

Según datos del Consejo General de Dentistas, un 63% de la población en España usa colutorios, una cifra que se ha triplicado respecto a años anteriores. Desde este organismo aluden, como posible causa, al tipo de publicidad utilizado para promocionar estos productos, que podría llevar a confusión. Esto provocaría que se utilicen en sustitución del cepillado.

Cuando el colutorio se utiliza de forma correcta no va a resultar dañino para los dientes. Pero un uso indebido y prolongado puede producir daños, especialmente:

  • Tinciones dentarias indeseadas
  • Alteraciones de la mucosa oral, como sequedad
  • Aparición de sarro
  • Afectación de la flora bacteriana bucal

Por todo ello, la elección de un enjuague adecuado a nuestras necesidades y su frecuencia de uso dependerá de las indicaciones de nuestro odontólogo y en ningún caso reemplazará el cepillado y a la utilización de seda dental.

Escribe un comentario

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies