Asesor de Salud

Déjanos tu teléfono y te llamamos

Horario de contacto:

91 590 52 99

Gluten: ¿sensibilidad, alergia o enfermedad celiaca?

Existen tres cuadros clínicos médicos diferenciados en torno al gluten con síntomas que pueden ser parecidos, pero que muestran diferente intensidad:

  • Enfermedad celiaca (EC)
  • Sensibilidad al gluten no celiaca (SGNC)
  • Alergia al trigo

Lo que todos tienen en común es que son desencadenados por una hipersensibilidad a los alimentos, en concreto al gluten.

¿Qué es el gluten?

El gluten es una glucoproteína que se encuentra en cereales de consumo tan habituales como el trigo, la cebada, el centeno o la avena. A su vez, el gluten está compuesto por otras dos glucoproteínas:

  • La gliadina
  • La glutenina

En los países occidentales el trigo es el cereal esencial en la alimentación.

Enfermedad celiaca

Es una enfermedad autoinmune, caracterizada por una intolerancia permanente y crónica al gluten. Afecta por igual a niños y a adultos.

La padecen personas que están predispuestas genéticamente y se caracteriza por una lesión de la mucosa del intestino delgado que provoca una atrofia de las vellosidades intestinales. Esta atrofia produce una inadecuada absorción de los nutrientes de los alimentos que tomamos (proteínas, grasas, hidratos de carbono, sales minerales y vitaminas), con los consiguientes problemas asociados para la salud.

La prevalencia de la enfermedad celíaca en España es aproximadamente de 1 por cada 100 personas. A pesar de que se habla mucho de ella, todavía hay muchos pacientes sin diagnosticar.

Síntomas de la enfermedad celiaca

Los síntomas son muy variables, desde una malabsorción grave a la ausencia de síntomas. Pueden aparecer desde los primeros años de vida. Entre los más frecuentes encontramos:

  • Diarrea crónica
  • Hinchazón abdominal
  • Estreñimiento
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Anemia
  • Debilidad generalizada
  • Elevación de transaminasas (enzimas del hígado)
  • Erupciones cutáneas
  • Dolor de cabeza
  • Irritabilidad
  • Dermatitis herpetiforme
  • Alteraciones del esmalte dental
  • Raquitismo
  • Fracturas espontáneas

En la población adulta es más frecuente la presentación asintomática: el paciente no nota ningún síntoma. Por lo general aparecen una serie de molestias gastrointestinales poco específicas, que pueden pasar desapercibidas como un síndrome de intestino irritable. No es frecuente encontrar en adultos una enfermedad celíaca con una sintomatología muy florida. Ello subraya la necesidad de pensar en esta enfermedad a la hora de establecer el diagnóstico.

Sensibilidad al gluten no celiaca

También llamada sensibilidad al gluten (SG), no está bien definida. Es una enfermedad de nuevo diagnóstico y emergente, que guarda una muy estrecha relación con la enfermedad celíaca.

Habitualmente la padecen mujeres entre la 2ª y la 5ª década de la vida.

No existen pruebas o biomarcadores para identificarla. A principios del año 2012 la sensibilidad al gluten fue clasificada por un grupo internacional de reconocidos expertos en celiaquía como una condición distinta a la enfermedad celiaca, sin embargo, todavía no es bien entendida.

Lo síntomas se inician dentro de las 48 horas siguientes a la toma de alimentos con gluten.

Los pacientes con sensibilidad al gluten no pueden ser calificados como intolerantes o alérgicos, pero esta proteína les hace enfermar. Cuando lo comen les sienta mal, pero sin llegar a dañar el tubo digestivo.

Síntomas de la sensibilidad al gluten

Los síntomas de la sensibilidad al gluten son parecidos a los de la enfermedad celiaca:

  • Dolor abdominal
  • Diarreas frecuentes
  • Eccemas o erupciones en la piel
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga
  • Confusión
  • Estreñimiento
  • Náuseas y/o vómitos
  • Anemia

Las reacciones pueden comenzar hasta 48 horas después de haber ingerido gluten. Habitualmente son etiquetados como un síndrome de intestino irritable. Los síntomas más habituales son la diarrea, el dolor y la hinchazón abdominal. Su prevalencia se estima en el 10% de la población en España.

Alergia al trigo

En la alergia al trigo, se produce un cuadro de:

  • Urticaria
  • Hinchazón de labios
  • Dificultad respiratoria, que puede terminar en cuadro grave de anafilaxia, una reacción que pone en peligro la vida.

El diagnóstico de la alergia al trigo generalmente se realiza a través de pruebas de punción en la piel. El alergólogo será el encargado de realizar estos estudios.

Diagnóstico de la enfermedad celiaca

El diagnóstico de la enfermedad celíaca sólo se puede confirmar si se demuestra la presencia de una lesión en la mucosa del intestino delgado. Dicha lesión mejora hasta prácticamente desaparecer si se elimina el gluten de la dieta. La muestra se obtiene mediante una endoscopia, pero hay otras formas de sospecharla más sencillas.

El estudio se debe iniciar en aquellos casos con sospecha clínica y en los familiares de primer grado de un paciente con enfermedad celiaca.

  • Estudio genético: a través de un análisis de sangre o muestra de saliva se puede conocer si el sujeto es portador de los genes que se asocian con la enfermedad celíaca o con la sensibilidad al gluten, el HLA DQ2 y el DQ8.
  • Estudio inmunológico: es una prueba fundamental que sirve para saber si el paciente genera anticuerpos que reaccionan contra el gluten y le hacen enfermar. De los varios existentes, el mas importante es el anticuerpo Antitransglutaminasa. Para interpretar correctamente los resultados, también se debe realizar un análisis de Inmunoglobulina A.
  • Endoscopia intestinal: esta prueba se realiza para observar el intestino delgado superior y el paciente siempre está sedado para que no sea molesta ni dolorosa. Es en esta zona donde se observa si hay daños o lesiones provocadas por el gluten.
  • Biopsia intestinal: La biopsia se realiza durante la endoscopia y debe ser revisada por un patólogo.

Tratamiento de la enfermedad celiaca

En primer lugar, es conveniente advertir que no se debe comenzar una dieta libre de gluten antes de someterse a las pruebas y obtener un diagnóstico concreto.

Los pacientes con enfermedad celiaca no necesitan tratamientos médicos complicados para mejorar, tan solo deben evitar el alimento o alimentos que le son problemáticos.

El único tratamiento para la enfermedad celiaca es el mantener una dieta libre de gluten durante toda la vida, que mejorará los síntomas de los pacientes. Sin embargo, esto no es tan sencillo, pues el trigo se utiliza de forma generalizada en la industria alimentaria, como nutriente, como espesante o, incluso, como adhesivo.

Tras instituir el tratamiento se deben realizar análisis y estudios serológicos. En ocasiones es preciso comprobar la mejoría de las lesiones mediante una segunda biopsia a realizar entre un año (niños) y 2 años (adultos) después del diagnóstico inicial. Posteriormente se debe evaluar a los pacientes anualmente.

Es muy importante poner en contacto al paciente con la Asociación de Enfermos Celiacos más cercana. Gracias al esfuerzo voluntario de muchos afectados, las asociaciones disponen de experiencia y recursos realmente útiles para el paciente y su familia.

Las asociaciones consideran que sería necesario que todos los alimentos que contienen gluten fueran etiquetados como tal para evitar problemas en personas que tienen alguna patología relacionada con esta glucoproteína, como pueden ser la enfermedad celíaca o la sensibilidad al gluten.

Noticias relacionadas

Escribe un comentario

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.

Marketing Digital. Este proyecto ha sido desarrollado por Grupo Enfoca: Inbound Marketing Alicante

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies