Asesor de Salud

Déjanos tu teléfono y te llamamos

Horario de contacto:

91 590 52 99

Hernias inguinales: ¿es necesaria la intervención?

¿Qué es una hernia inguinal?

La hernia inguinal es la salida o deslizamiento del contenido abdominal a través de un orificio o zona débil de la región inguinal.

Las causas que llevan al desarrollo de las hernias se dividen en dos categorías:

  • Congénitas: un defecto de la pared abdominal desde el nacimiento.
  • Adquiridas: existe una debilidad de la membrana que recubre la pared inguinal debido a alteraciones en el colágeno de la misma, lo que, unido a factores que aumentan la presión intraabdominal (por ejemplo, toser, levantar objetos pesados, la defecación) favorece la aparición de dichas hernias inguinales.

Síntomas de las hernias inguinales

El motivo más habitual de consulta de un paciente con hernia inguinal es la aparición de un bulto a dicho nivel, habitualmente no doloroso, o que le produce molestias leves o moderadas, especialmente con la deambulación y los movimientos

El dolor inguinal intenso que aparece en un paciente con hernia inguinal nos debe hacer pensar en la posibilidad de una complicación, como es la estrangulación. En este caso puede ser necesaria una intervención quirúrgica de urgencia.

Diagnóstico

El diagnóstico se basa en la comprobación de la existencia de un bulto o protusión a nivel de la zona inguinal que aumenta al mandar realizar al paciente maniobras que incrementan la presión intraabdominal, por ejemplo, toser. La exploración de las hernias inguinales siempre debe ser realizada con el paciente de pie.

Folleto Informativo hernia inguinal, Dr. José Luis Porrero

Tratamiento de la hernia inguinal

El tratamiento definitivo de la hernia inguinal es quirúrgico. El procedimiento se basa en la reintroducción del contenido intestinal a la cavidad abdominal y la reparación, utilizando una malla o con los propios tejidos del paciente.

Las técnicas de reparación con mallas son las más utilizadas por los cirujanos en todo el mundo. La técnica de reparación con malla más utilizada es la hernioplastia de Lichtenstein.

La reparación también puede realizarse utilizando los propios tejidos del paciente (sin la necesidad de colocar una malla). En este caso, los mejores resultados se consiguen con la denominada técnica de Shouldice.

Además, en el momento actual la cirugía laparoscópica representa una alternativa, dependiendo del tipo de hernia y las características del paciente

Se suele tardar entre 30 y 60 minutos en reparar una hernia inguinal dependiendo de:

  • Las características del paciente (por ejemplo, obesidad)
  • Tamaño de la hernia
  • Recidivas previas.

La intervención se puede realizar con anestesia local-sedación, general o raquídea.

La anestesia local con sedación es el método preferido por nuestro equipo, siempre que el tipo de hernia y las características del paciente lo permitan, ya que tiene menos riesgos y complicaciones que la anestesia general o la raquídea.

En muchos casos se trata de una intervención ambulatoria. En caso de precisar ingreso en planta, el tiempo de hospitalización suele ser inferior a las 24 horas.

Las complicaciones en la cirugía de la hernia inguinal son muy poco frecuentes, si bien pueden producirse: hematomas, infecciones, rechazo de malla, dolor inguinal crónico.

Recomendaciones a tener en cuenta si tiene una hernia inguinal

  • Salvo que usted sea un paciente de muy alto riesgo para la cirugía, el tratamiento de su hernia será quirúrgico. Las hernias no desaparecen y si no se operan pueden originar complicaciones que pueden ser graves, como la estrangulación.
  • La mayoría de las hernias inguinales pueden ser intervenidas con anestesia local y sedación, algo poco conocido por los pacientes, ya que hay muy pocos cirujanos que realicen esta intervención con este método anestésico. Nuestro equipo, siempre que está indicado, ofrece esta alternativa, que presenta menor riesgo que una anestesia general o raquídea.
  • La colocación de una malla es el método de reparación más habitual en el momento actual. En aquellos pacientes que no deseen tener un material protésico se puede recurrir a la realización de la técnica de Shouldice, que utiliza los propios tejidos.
  • En nuestra Unidad de Reparación Integral de los Defectos de Pared Abdominal ponemos a disposición del paciente todas las alternativas disponibles en el momento actual para el tratamiento de las hernias inguinales, incluida la reparación laparoscopia, ofreciendo a nuestros pacientes una atención individualizada en función de sus preferencias y las características de su hernia.
  • En general, la recuperación de los pacientes con las técnicas actuales es rápida, permitiendo la deambulación de forma casi inmediata, corta estancia hospitalaria y rápida incorporación a las actividades sociales y laborales.

Escribe un comentario

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.

Marketing Digital. Este proyecto ha sido desarrollado por Grupo Enfoca: Inbound Marketing Alicante

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies