Asesor de Salud

Déjanos tu teléfono y te llamamos

Horario de contacto:

91 590 52 99

Importancia de la fase respiratoria para la voz

Cada 16 de abril se celebra el Día Mundial de la Voz y desde el Instituto de Comunicación, Habla y Lenguaje de Vithas Internacional queremos daros algunos consejos para poder ejecutar, de forma correcta, nuestra emisión de sonidos.

Algunos profesionales no dan demasiada importancia a la fase respiratoria y el anclaje del correcto patrón respiratorio. Es fundamental hacerlo de forma correcta, pues va a relajar tensiones en el aparato logofonador y nos va a permitir lograr un mayor control mioceptivo y propioceptivo en general, y del tracto vocal en particular, base de toda rehabilitación.

Podemos dividir la ejercitación en varias fases:

  • Ejercicios de relajación diferencial segmentada: cabeza, cuello, logocinéticos.
  • Ejercitación respiratoria: es una fase fundamental. Está íntimamente ligada a nuestras emociones. Su control nos permite relajación general, evitar el estrés en el área logofonatoria, mejorar procesos psicosomáticos que inciden en una incorrecta forma de emisión de sonidos, control de ansiedad. De ahí su importancia: el acto de hablar no es sólo una acción mecánica. Es una acción comunicativa donde intervienen muchos factores y variables que debemos de controlar. Debemos de intentar ejercitar la respiración costodiafragmática y, si tenemos dificultades, podríamos sustituirla, hasta conseguirla, por la diafragmática-abdominal como mal menor, pero nunca la costal (inflar el pecho). La ejercitación profunda de esta fase nos proporciona la capacidad de control de tiempo y espacio de los fonemas, la frase (conceptos poco utilizados y básicos para la correcta pronunciación). En caso contrario, los efectos serían una comunicación descontrolada, fonación con aire residual, respiraciones cada vez más cortas y utilizando muy poco la relajación del diafragma. Esto desemboca en estados de estrés, tensión y ansiedad que son percibidos por el entorno creando, en primer lugar, inseguridad, y que provocan cansancio y abuso vocal, llegando a desarrollar patologías propias de la voz.
  • Una vez tengamos ese control, el siguiente paso es la planificación. Consta de varias fases:
    • Propiocepción (conocimiento del cuerpo): vía auditiva (voz) y propioceptiva (tensión).
    • Ajuste psicosomático: relajación.
    • Ajuste postural y respiratorio: ritmo, coordinación fono-respiratoria.
    • Ajustes de voz: intensidad, timbre y tono.

Todas estas fases se practican a través del ejercicio diario.

Calentamiento y enfriamiento vocal

Algo que no hacemos de forma generalizada es el calentamiento vocal para empezar la jornada, y el enfriamiento al finalizar. Los órganos que intervienen en la fonación están, de forma constante, expuestos a fuerzas de tensión-relajación, en algunos casos extremas, y no los preparamos para ello. Al acabar la jornada nos llevamos la tensión a casa.

Igual que a nadie se le ocurre ejercitarse en el gimnasio y no relajar al finalizar el esfuerzo, con la voz ocurre lo mismo. Por ello, el conocimiento de herramientas para lograrlo mediante talleres, cursos o consultas con profesionales resulta fundamental. Y no solo para la prevención de patologías vocales asociadas, sino para el propio conocimiento de uno mismo y el desarrollo personal de forma equilibrada.

No podemos olvidar que la voz es nuestro DNI.

Escribe un comentario

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies