Asesor de Salud

Déjanos tu teléfono y te llamamos

Horario de contacto:

91 590 52 99

La contaminación y el envejecimiento cutáneo

En las grandes ciudades españolas, como por ejemplo Madrid, Barcelona o Valencia, es frecuente superar los límites de contaminación establecidos por la Unión Europea. Se detectan, entre otros, niveles elevados de:

  • Ozono
  • Dióxido de nitrógeno
  • Dióxido de sulfuro
  • Partículas PM10 (partículas inferiores a 10 micras)
  • Hidrocarburos aromáticos

Estos elementos de la contaminación inducen la producción de radicales libres y especies reactivas de oxígeno, que derivan en un estímulo proinflamatorio sobre nuestra piel. Es por ello que, con el tiempo, causan efectos nocivos sobre la misma.

¿Cómo afecta la contaminación a nuestra piel?

Los elementos de la contaminación influyen negativamente en nuestro organismo, y no solo lo hacen a nivel pulmonar o de tracto digestivo, que es donde más partículas PM10 se detectan.

También afectan negativamente a nuestra piel, el órgano más extenso de nuestro organismo y nuestra primera barrera de protección precisamente frente las agresiones externas.

Nuestra piel se intenta defender mediante sistemas antioxidantes (enzimáticos y no enzimáticos). Sin embargo, en ocasiones, cuando esas agresiones externas superan la capacidad de defensa de la piel, se ponen en marcha efectos nocivos. A día de hoy, mediante diversos estudios publicados, se sabe que esto se traduce en diversos cambios relacionados con el envejecimiento cutáneo, por ejemplo:

  • Aparición de manchas cutáneas (léntigos)
  • Flaccidez
  • Degradación de la dermis con pérdida de elasticidad

¿Se puede prevenir el envejecimiento externo cutáneo?

Para prevenir el envejecimiento externo cutáneo, es decir, aquel que se produce por la exposición a factores externos, no es suficiente con la protección frente a la radiación ultravioleta y resto de espectro de radiación solar. También deberemos protegernos frente a estas moléculas dañinas de la contaminación, por ejemplo, mediante el uso de sérums, cremas o productos que combinen:

  • Sustancias antioxidantes eficaces
  • Que tengan capacidad para bloquear ese daño oxidativo de la contaminación.

 

 

Noticias relacionadas

Escribe un comentario

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.