Asesor de Salud

Déjanos tu teléfono y te llamamos

Horario de contacto:

91 590 52 99

La importancia de restaurar tu piel después del verano

Una vez pasado el período estival dejamos atrás los días de playa, las largas horas de piscina y los atardeceres al sol y nos toca volver a la rutina diaria: mirarnos al espejo cada mañana y preguntarnos cómo es posible que nuestra piel haya empeorado tanto. Sin haberlo ido notando, la exposición al sol y los baños que hemos tomado a diario han ocasionado una pérdida de calidad en nuestra piel que se traduce en mayor sequedad, menos luz y un incremento notable de las manchas.

Por todo ello, la Dra. Úrsula Rodriguez Pielasinski, especialista en dermatología y medicina estética de Vithas Internacional y Vithas Madrid Arturo Soria, nos aconseja visitar con carácter preferente a nuestro dermatólogo una vez concluidas las vacaciones de verano para preparar nuestra piel de cara al otoño. Esta visita es recomendable, en primer lugar, para poder hacer una exploración clínica detallada de posibles nuevos lunares u otras nuevas lesiones que hayan podido aparecer tras el verano y, en segundo lugar, para que nos ayude a restaurar la piel castigada.

Entre las consecuencias más notorias que podemos apreciar a nivel corporal, la doctora resalta cómo notaremos que nuestra piel se ha vuelto más seca y áspera, llegando incluso a aparecer escamas blanquecinas en las piernas y brazos que pueden acompañarse de un picor intenso. Para revertir esta sequedad será fundamental el uso diario de cremas emolientes (más que lociones o leches corporales que no aportan tanta hidratación), así como el uso de agentes limpiadores con un pH parecido al de la piel (jabones syndet). Este tipo de jabones aporta un grado extra de hidratación, contribuyendo a restaurar la barrera cutánea perdida como consecuencia de la exposición al cloro, a la sal y a la radiación UV.

A nivel facial podremos observar cómo nuestra piel se torna más apagada, menos jugosa, menos elástica y se hacen visibles manchas que antes no conocíamos. Para revertir estos efectos y que nuestra piel vuelva a lucir natural y radiante, será necesario hacer tratamientos en casa y en la consulta con nuestro dermatólogo. Entre estos tratamientos, la Dra. Úrsula Rodríguez Pielasinski nos recomienda los siguientes:

Tratamientos en casa

  • Usar cremas y/o ampollas ricas en agentes antioxidantes que ayudan a retrasar el daño en el ADN celular causado por la liberación de los denominados radicales libres. Son especialmente recomendables cremas o sérum a base de vitamina C o ácido ferúlico, ya que son potentes antioxidantes con gran poder antienvejecimiento que combaten las líneas de expresión, las manchas y las arrugas. Como consecuencia, iremos notando progresivamente como se suaviza la textura de nuestra piel, lo que hará que esta vea más luminosa y uniforme.
  • Usar de cremas o sérum a base de ácido hialurónico que contribuyen a la hidratación de la piel mejorando su elasticidad y firmeza.
  • Usar diariamente un buen protector solar con índice SPF 50+ (sun protection factor), que contribuye a minimizar el riesgo de aparición de cáncer de piel y a reducir el envejecimiento de la piel producido por los efectos negativos de la radiación ultravioleta emitida por el sol.
  • Para potenciar los efectos de los agentes antioxidantes podríamos también hacer uso de exfoliantes faciales tres o cuatro veces en semana, según el tipo de piel. Estas sustancias tienen un efecto peeling o de descamación superficial, ya que retiran la capa más superficial de la piel y permiten una mayor penetración de las cremas o sérum, consiguiendo un mayor efecto antioxidante o hidratante de los mismos.

Tratamientos en consulta

La doctora nos transmite la importancia de complementar los tratamientos en casa con los tratamientos en consulta, ya que en ocasiones los primeros pueden no ser suficientes para restaurar nuestra piel. Entre los tratamientos que la Dra. Rodríguez Pielasinski realiza en Vithas Internacional encontramos:

  • Sesiones de mesoterapia facial que aportan una hidratación profunda. Se realiza mediante micro inyecciones dérmicas con anestesia local tópica, usando un cóctel potente a base de vitaminas, minerales y ácido hialurónico. Esto mejora de manera sustancial y visible desde la primera sesión, la jugosidad y luminosidad de la superficie cutánea, haciendo que se disminuyan imperfecciones, líneas de expresión y arrugas finas.
  • En los casos de manchas faciales intensas que vayan acompañadas de vasitos o venitas faciales, asociadas a pérdidas importantes de la luminosidad, la doctora apuesta por hacer uso de la luz pulsada intensa (IPL). La luz pulsada es un tratamiento no agresivo que consiste en la aplicación de una luz similar al láser, pero de mayor intensidad y frecuencia, con el fin de estimular la formación de colágeno de la piel contribuyendo a unificar el tono a la vez que aporta luminosidad y mejora las arrugas finas, rojeces y poros dilatados.
  • En casos similares al punto anterior, podemos optar también por una alternativa al IPL: realizar sesiones de peeling químicos de profundidad media. Un peeling consiste en la aplicación controlada de un ácido de manera local y a nivel facial. Esto provoca una renovación celular total e inmediata, mejorando notablemente la apariencia y calidad de la piel. Además, según el ácido usado podemos obtener resultados despigmentantes, mejorar el acné activo o las cicatrices postacné, o tener un efecto antienvejecimiento.
  • En aquellas pieles más castigadas con daños profundos, podríamos realizar sesiones de rejuvenecimiento facial (resurfacing) mediante el uso de láseres no ablativos que tienen una mejor tolerancia por parte del paciente.

Por último, la Dra. Rodríguez Pielasinski nos recuerda que antes de optar por cualquier tratamiento, es fundamental consultar con nuestro dermatólogo acerca de las opciones y soluciones más adecuadas según nuestro tipo piel. Solo así conseguiremos una restauración profunda y una mejor calidad de nuestra piel tras las lesiones sufridas en verano.

Los hospitales Vithas son hospitales seguros

Los 19 hospitales de Vithas son hospitales seguros para pacientes y profesionales gracias a la implantación de estrictos protocolos de seguridad frente a la covid-19. Entre las medidas implementadas destaca el establecimiento de dos circuitos diferenciados: uno para las personas con síntomas compatibles con la covid-19, y otro para el resto de pacientes.

Adicionalmente, suministramos mascarillas y gel hidroalcohólico a todas las personas que acudan al hospital por cualquier motivo. Además, el Grupo está realizando test masivos de detección del virus en todo el personal, que está dotado de todas las medidas de autoprotección necesarias.

Una seguridad que siempre ha estado reforzada gracias a que todos los hospitales Vithas implementan los estrictos protocolos de la Joint Commission International, organismo de referencia mundial que acredita la seguridad del paciente y la excelencia asistencial.

Para más información: https://preparadosparacuidarte.com/

Escribe un comentario

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies