Asesor de Salud

Déjanos tu teléfono y te llamamos

Horario de contacto:

91 590 52 99

Otitis: respuestas a cinco preguntas frecuentes

La otitis es la inflamación en el aparato auditivo debida, generalmente, a una infección, y se caracteriza por producir un dolor intenso, fiebre y trastornos en la audición. En este post damos respuesta a algunas de las preguntas más habituales sobre la otitis media aguda (OMA):

1. ¿Cómo se origina la otitis?

La OMA es la acumulación de moco y pus en el oído medio, una cavidad situada detrás del tímpano. Puede presentarse en uno o ambos oídos a la vez y suele iniciarse a partir de una infección vírica del tracto respiratorio superior.

En este sentido, el dolor de oído puede originarse tanto en una patología propiamente otológica, como por otalgia refleja, es decir, por patologías en zonas cercanas. En este sentido, la otalgia refleja puede deberse a patologías dentarias, de la articulación temporo-mandibular, faríngea o laríngea.

Por ello, y ante la posibilidad de que el dolor tenga su origen en una región circundante, es recomendable realizar una exploración otorrinolaringológica completa en los pacientes con dolor de oído cuyo origen no pueda establecerse de forma clara.

2. ¿Cuál es la prevalencia de otitis en España?

La OMA es el motivo de consulta más frecuente en pediatría, llegando a afectar a más del 80% de los niños antes de los cinco años. La incidencia de otitis en España aumenta de forma más progresiva a partir del primer mes de vida, alcanzando un máximo al año, aunque durante el segundo y el tercer año ya comienza a disminuirse.

Aunque la incidencia de otitis tiende a decrecer en función de la edad, se ha establecido que el pico máximo de incidencia de otitis media se sitúa entre los 6 y los 11 meses de edad, y más adelante, entre los 4 y los 5 años se observa un nuevo pico de incidencia de menor magnitud. 

En este sentido, cabe señalar que alrededor del 60% de los niños han padecido un cuadro de otitis media antes del año y un 80% la han sufrido al cumplir los dos años, mientras que el 46% han tenido dos o más episodios antes de los tres años.

3. ¿Cuáles son los síntomas que caracterizan a la otitis?

Tras unos días del inicio de los síntomas del catarro, aparece un cuadro de dolor de oído progresivo que, a menudo, se describe como pulsátil. Además, junto con el dolor de oído, el paciente adulto refiere hipoacusia –disminución de la capacidad auditiva–, y con frecuencia, acúfenos –percibir ruidos que no existen en el entorno– por la presencia de secreción en la caja tempánica. Por lo general, los niños tan solo se quejan de dolor de oído.

Simultáneamente se produce un incremento en la temperatura corporal que puede alcanzar los 40º, produciéndose, sobre todo, en niños. Si el proceso continúa evolucionando, el dolor remitirá cuando la membrana se perfore y aparezca un drenaje de secreción purulenta que en los primeros instantes puede ir acompañado de una escasa cantidad de sangre debido a la rotura de pequeños vasos de la membrana timpánica.

Con la salida del pus, el dolor de oído y la fiebre irán reduciéndose paulatinamente a lo largo de las siguientes 2-3 semanas, aunque permanecerá una cierta hipoacusia. Cabe recordar que el diagnóstico de la otitis debe realizarse por especialistas en una clínica y que el diagnóstico definitivo lo dará el examen otoscópico, que es la exploración del oído mediante un aparato que nos permitirá ver de forma correcta la membrana timpánica.  

Además, por su relación con los virus epidémicos respiratorios, la incidencia de la otitis es mayor en los meses de invierno y al comienzo de la primavera.

4. ¿Cuándo se debe acudir al especialista?

El tratamiento de la OMA tiene como objetivo la esterilización de las secreciones, la mejoría sintomática del enfermo, la evitación de las complicaciones supurativas y la prevención del paso a la cronicidad. De entrada, es importante acudir al médico de atención primaria o al pediatra, que serán los encargados de remitir al paciente al otorrinolaringólogo en caso de que existan complicaciones o de que la evolución no sea satisfactoria.

5. ¿Cómo puede prevenirse que la otitis se agrave?

La mejor forma de evitar complicaciones es seguir correctamente las instrucciones médicas en cuanto a la posología y la duración de la medicación, y consultar al especialista en caso de evolución no satisfactoria o por la presencia de nueva sintomatología que nos pueda hacer sospechar de la posibilidad de una complicación.

Escribe un comentario

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies