Asesor de Salud

Déjanos tu teléfono y te llamamos

Horario de contacto:

91 590 52 99

¿Por qué mi hijo camina con los pies hacia dentro?

El concepto de caminar con las puntas de los pies hacia dentro hace referencia a las puntas de los pies que se meten hacia dentro al caminar o estar de pie. La causa puede estar en:

  • La cadera
  • La tibia
  • El pie

Conviene aclarar que es algo frecuente en los niños y forma parte del desarrollo psicomotor normal. A menudo los padres lo consideran patológico y “perciben” que los médicos no le dan la importancia necesaria. Es uno de los motivos más frecuentes de consulta en ortopedia infantil, si bien en la mayoría de los casos no precisa tratamiento. La mejor opción es simplemente “observar” la corrección espontánea.

Posibles causas

Son varios los motivos que provocan una marcha “metiendo las puntas de los pies”:

  • Caderas (anteversión femoral): la anteversión femoral es la causa más frecuente de caminar con los pies hacia dentro en los niños de entre tres y ocho años. Se debe a una rotación de la parte superior del fémur y forma parte del desarrollo normal de la cadera. Muchas veces se acentúa por sentarse con las piernas en “W” o de rodillas, o bien por dormir boca abajo. Es muy raro que precise tratamiento médico. Antiguamente se utilizaban soportes en los pies, plantillas o zapatos especiales, sin embargo, estudios recientes han demostrado que no son efectivos. El caminar con el pie hacia adentro mejora con el tiempo y no siempre se resuelve por completo. No esta asociado con ningún problema en la edad adulta.
  • Tibia (torsión tibial): la torsión tibial es la causa más frecuente de caminar con los pies hacia dentro en aquellos niños que están comenzando a caminar, entre los dieciocho y cuarenta meses. La tibia se encuentra levemente girada hacia dentro como parte de su proceso normal de desarrollo, lo que causa que metan el pie al caminar.
  • Pies (metatarso adducto): se produce desde el nacimiento, hasta los dos años de edad. El pie está girado y tiene forma “arriñonada”. Si el pie es flexible y se puede manipular con suavidad hasta una posición correcta, no precisa tratamiento. Si el pie es rígido, su médico le recomendará estiramientos y, en ocasiones, el uso de alguna ortesis.

Recomendaciones a tener en cuenta

  • Caminar con los pies hacia dentro o hacia fuera forma parte del desarrollo normal de los niños.
  • No afecta a la habilidad del niño para caminar, correr o jugar.
  • El caerse es parte del proceso de aprender a caminar y no es causado exclusivamente por andar con los pies hacia dentro.
  • No existe ningún tratamiento ortopédico efectivo (plantillas, ortesis, calzado ortopédico…) y en la mayor parte de los casos se consigue una corrección espontánea.
  • Menos del 1% de las alteraciones torsionales que afectan al fémur y tibia persisten en la edad adulta, por lo que la necesidad de realizar un tratamiento quirúrgico es excepcional.
  • Ante cualquier duda, consulte con un especialista en Ortopedia y Traumatología Infantil.

Escribe un comentario

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies