Asesor de Salud

Déjanos tu teléfono y te llamamos

Horario de contacto:

91 590 52 99

¿Qué es la cirugía laparoscópica?

La laparoscopia es una técnica quirúrgica poco invasiva de diagnóstico e intervención sobre la cavidad abdominal. Cada vez se utiliza con mayor frecuencia para cirugía del aparato digestivo. Forma parte de las técnicas de endoscopia quirúrgica.

 ¿Cómo se realiza el procedimiento?

La laparoscopia consiste en acceder a la cavidad abdominal sin necesidad de realizar una laparotomía (apertura de las paredes abdominales).

Esto es posible gracias al empleo de varias técnicas conjugadas entre sí:

  • Una óptica que se introduce en la cavidad abdominal a través de una mínima incisión.
  • La conexión de dicha óptica con un monitor que el cirujano mira mientras opera.
  • Se introduce gas carbónico (CO2) en la cavidad abdominal para levantar la pared abdominal y obtener visibilidad y espacio para introducir los instrumentos.
  • Posteriormente se introducen trócares (instrumentos quirúrgicos a modo de punzón) de 5 a 12 mm para poder pasar las pinzas, tijeras, instrumentos de coagulación y suturas, etc.

¿Qué tipos de cirugía se pueden realizar mediante laparoscopia?

Las patologías tratadas por laparoscopia en nuestra Unidad de Cirugía General y Aparato Digestivo de Vithas Internacional son:

  • Cirugía laparoscópica vesícula biliar (Colelitiasis)
  • Cirugía laparoscópica del reflujo y hernia hiatal
  • Cirugía laparoscópica de colon y recto
  • Cirugía laparoscópica gástrica
  • Cirugía laparoscópica de la obesidad
  • Cirugía laparoscópica de las hernias inguinales

 ¿Qué beneficios aporta esta técnica?

Los beneficios de la laparoscopia son múltiples y están avalados por diversos estudios comparativos, en particular para la cirugía del aparato digestivo:

  • Disminución de la agresión quirúrgica sobre el cuerpo del paciente, lo que resulta en menor dolor postoperatorio.
  • Disminución del riesgo de infección.
  • Disminución del riesgo de complicaciones parietales.
  • Disminución del tiempo de hospitalización.
  • Recuperación más rápida de las actividades sociales (trabajo, deporte, etc.).
  • Interés estético con cicatrices de pequeño tamaño.

 ¿Comporta algún tipo de riesgo?

La dificultad para el cirujano recae específicamente en tres puntos:

  • La privación de la visión en tres dimensiones: la óptica solo proporciona una visión en 2D, por tanto el cirujano no dispone de la noción del relieve y se ve obligado a deducirlo mentalmente.
  • La imposibilidad de tocar las vísceras con las manos, de modo que se pierde la información táctil directa. Solamente dispondrá de la percepción de fuerza que tiene por la manipulación de los instrumentos.
  • Debe introducir sus instrumentos por dos o tres orificios, perdiendo de este modo la movilidad de los instrumentos que tendría en cirugía clásica.

Es por ello que el cirujano ha de contar con formación específica y experiencia con el fin de que el riesgo de complicaciones sea lo más bajo posible.

Escribe un comentario

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies