Asesor de Salud

Déjanos tu teléfono y te llamamos

Horario de contacto:

91 590 52 99

Tratamiento conservador de la fascitis plantar

¿Qué es la fascitis plantar?

La fascia plantar es una estructura ligamentosa, en forma triangular, que sirve como unión de los tres arcos que conforman la planta del pie y se distribuyen las cargas a través de la pisada:

  • Arco longitudinal medial
  • Arco longitudinal lateral
  • Arco transversal anterior

Funciona como un soporte estructural, especialmente del arco longitudinal medial del pie. Cuando existe una alteración en la pisada se produce una inflamación en esa fascia, que es lo que se conoce como fascitis plantar. Por tanto, conviene aclarar que la fascitis es un síntoma de una alteración en la pisada del paciente.

¿Cómo se diagnostica?

Para tratar la fascitis plantar es fundamental averiguar la causa que produce la alteración de la pisada que la está provocando. Conviene aclarar que se trata de una de las causas más frecuentes de dolor del pie.

El diagnóstico es clínico e incluye las siguientes características:

  • Dolor: el paciente refiere dolor que se produce al iniciar la marcha, por ejemplo, por las mañanas, o tras estar un tiempo sentado y empezar a caminar de nuevo. También se produce tras caminar durante un tiempo prolongado.  Este dolor afecta, de forma frecuente, a la planta del pie, aunque en algunos pacientes puede darse únicamente en el talón (la fascitis plantar es una de las causas más frecuentes de talalgia).
  • Exploración: durante la exploración médica también se produce dolor a la palpación de todo lo que es el trayecto de la planta del pie y del talón.

Para completar el estudio se suelen utilizar como pruebas diagnósticas: ecografía, resonancia magnética y radiografías para verificar el estado de ambos pies en carga, analizar todo el estudio de la pisada y comprobar si existe alguna anomalía ósea que pueda provocar esa alteración.

¿Qué tratamiento es el más recomendable?

Existen dos opciones de tratamiento:

  • Conservador: contamos con diferentes medidas conservadoras que podemos combinar entre sí para obtener los mejores resultados posibles.
  • Quirúrgico: solo en un pequeño porcentaje de afectados, inferior al 5%, los síntomas permanecen dando lugar a lo que se conoce como fascitis plantar refractaria. En estos casos será necesario practicar una cirugía. Los avances actuales nos permiten utilizar técnicas mínimamente invasivas.

Opciones de tratamiento conservador

Existen una serie de medidas que debemos aplicar en caso de fascitis plantar antes de aconsejar la cirugía al paciente. Como explicábamos anteriormente, esta será la última opción y la menos frecuente.

Las recomendaciones a seguir son:

  • Modificaciones de la actividad física
  • Utilización de calzado que no sea totalmente plano.
  • Uso de taloneras o plantillas realizadas a medida para conformar un buen apoyo.
  • Aplicación de diferentes técnicas de fisioterapia.
  • Tratamiento con microabrasiones: el llamado ”bisturí invisible” emplea la técnica de ultrasonido terapéutico intensivo (ITU).
  • Infiltraciones: pueden ser de dos tipos:
    • Infiltraciones clásicas: de esteroides y anestésicos. Actualmente se ha comprobado que su efecto es temporal y, a largo plazo, pueden resultar perjudiciales para los tendones, produciendo daño tisular en la inserción de la fascia. Es por ello que no las recomendamos.
    • Infiltraciones biológicas de plasma rico en plaquetas (PRP): se trata de aplicar inyecciones que liberan factores de crecimiento plaquetario. Se obtienen de la sangre del propio paciente, tras un proceso de centrifugación que permite separar la sangre por componentes.
      • Fundamentalmente tienen un efecto de antiinflamación, proliferación de fibroblastos y de tejido conectivo, favoreciendo la reparación tisular.
      • La infiltración se realiza bajo control ecográfico, de modo que podamos actuar directamente sobre la zona de inserción de la fascia afectada.
      • El procedimiento se realiza de forma ambulatoria, de modo que no requiere ingreso.
      • La sala de UTB (Unidad de Terapia Biológica) de Vithas Internacional, en la que realizamos las infiltraciones, cuenta con las máximas condiciones de asepsia.
      • El tratamiento habitual consiste en realizar 3 infiltraciones separadas unas 2 o 3 semanas entre sí.
      • El efecto reparador se produce a medio y largo plazo y resulta duradero.
      • En combinación con el resto de medidas, ofrece una alta efectividad.

Escribe un comentario

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.

2 comentarios

Maria Pilar Morán Gómez

Me han diagnosticado fascitis plantar después de meses de dolor y tratamiento con ondas de choque por espolón calcáneo
Actualmente en la ecografía no se ve espolón pero el dolor persiste insistentemente y parece que es debido a la fascitis
Me podrían aconsejar cuales son los pasos que debo seguir???? Tengo una vida muy activa , senderismo y montaña…y es con este calzado con el que peor lo paso
Gracias

Estimada María Pilar, para poder establecer las pautas a seguir necesitaríamos valorar su caso concreto. Si lo desea, puede solicitar cita para que el especialista le indique las ventajas de las infiltraciones de plasma rico en plaquetas mediante las siguientes vías:
-Teléfono: 91 590 52 99 / 689 800 545
-Mail: info@vithasinternacional.com
Muchas gracias y saludos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies