Asesor de Salud

Déjanos tu teléfono y te llamamos

Horario de contacto:

91 590 52 99

Cómo vivir un verano saludable

El verano representa la expresión del descanso por excelencia y suele ser, para casi todos, el periodo de tiempo en el que no estamos sometidos a la esclavitud de horarios y preocupaciones laborales. Sin embargo, podemos poner mucho de nuestra parte para hacer que realmente el verano sea un periodo del que salgamos verdaderamente beneficiados. Si el descanso se planifica mal puede ser una fuente más de estrés.

Los hábitos

Romper con las rutinas diarias no quiere decir vivir de forma caótica y es conveniente mantener un correcto equilibrio entre la actividad y el descanso. Descansar correctamente supone dormir de forma adecuada con la libertad que implica la prolongación de las actividades de ocio y el hecho del aumento de socialización que se produce en este periodo, extendiendo el tiempo que pasamos con amigos.

Hagamos del descanso una estrategia más para mantener la salud y estar en la mejor forma física. No llenemos nuestra agenda de actividades recreativas iniciando, así, una fase más de estrés motivada por el ocio. Utilicemos las mejores horas del día para las actividades deportivas y favorezcamos los momentos para compartir con los amigos, haciéndolos compatibles con elementos saludables como es comer y beber adecuadamente.

La nutrición

El verano es la época en la que podemos aprovechar para llevar una alimentación más natural y basada en productos de proximidad que aseguran su frescura y un mejor perfil nutricional.

Por fortuna en España disponemos de una amplísima gama de frutas y verduras que deben ser una de las bases de la alimentación estival basada en la ligereza, pero sin renunciar al placer que nos aporta la comida. Las carnes deben ser magras, con poca grasa, lo que aporta las proteínas adecuadas sin el exceso de calorías. Hay que tener especial cuidado con el exceso de hidratos de carbono. Nuestro organismo los utiliza como una fuente primordial de energía, pero su exceso se convierte directamente en grasa y el verano es una época especialmente peligrosa por el abuso de alimentos dulces.

También hay que prestar especial atención a los alimentos mal mantenidos. El verano es proclive a la contaminación de alimentos y la aparición de gastroenteritis, lo que puede resultar peligroso. Mantenerlos fríos es esencial para asegurar su buen estado.

Beber es fundamental y las temperaturas altas obligan a asegurar una buena hidratación, siendo generosos con el agua. Si optamos por bebidas con contenido alcohólico, elijamos las más ligeras y con un consumo responsable e inteligente. En general, las bebidas fermentadas tienen un mejor perfil que las destiladas. Evitar las bebidas con alto contenido en azúcar es una buena solución para evitar el consumo de calorías vacías que tanta relación tienen con el sobrepeso. Esto es especialmente importante en los niños. Lo mismo ocurre con los dulces y la pastelería.

El sol y el agua

Todos buscamos el calor del sol, que es esencial para la vida, sin embargo, como casi todo, en exceso supone un problema que en algunos casos puede llegar a ser especialmente grave. Para asegurar una buena exposición al sol tenemos que tener muy en cuenta la hidratación adecuada y entender que el exceso provoca muchas patologías a corto y medio-largo plazo.

En verano debemos evitar las horas centrales de día y tomar el sol en las primeras horas de la mañana y últimas de la tarde, cuando los rayos solares inciden de manera oblicua. El resto del día la sombra es una buena opción que nos priva de los rayos solares.

La actividad física

Aunque la actividad física debería tenerse en cuenta durante todo el año, en el verano, cuando disponemos de más tiempo, debe ser un elemento primordial para mantener una vida saludable y puede ser un momento ideal para adquirir la iniciación en ese buen hábito.

Si no tenemos experiencia previa, los ejercicios suaves aeróbicos como la marcha, la natación o la bicicleta son magníficos introductores a las sensaciones de lo que es entrenar. Si, por el contrario, somos aficionados al deporte y entrenamos regularmente debemos tener en cuenta que nuestro organismo precisa descanso de nuestra actividad habitual. Nuestros músculos y articulaciones lo agradecerán -y a veces nuestra cabeza también-.

El descanso activo es una magnífica manera de mantener despierto a nuestro organismo, conservar un estado basal de forma física que nos permita comenzar la temporada en las mejores condiciones y estimular áreas corporales y gestos deportivos que supongan riqueza psicomotriz.

Hay que recordar que, en el deporte, no siempre, más es mejor.

El descanso

Numerosos estudios ponen de manifiesto que la restricción de horas de sueño, junto con una ingesta calórica alta y poca actividad física se convierten en una mayor probabilidad de presentar resistencia a la insulina y, a la vez, reducir la tolerancia de la glucosa.

Es razonable, por tanto, plantear que tenemos que tener un sueño de calidad y dormir las horas necesarias, que dependerán de cada persona y de las circunstancias que se le presenten.

Cabe destacar que, para tener un buen descanso es mejor calidad que cantidad. Un sueño de calidad implica el disponer de un buen colchón, una estancia correctamente ventilada, no haber hecho una comida copiosa previamente ni tomar té, café u otras bebidas excitantes antes de ir a dormir. También, de forma adicional, es recomendable tener un horario regular a la hora de acostarse y despertarse.

El verano debe ser un momento de riqueza vivencial, lleno vida, de actividades no habituales y de salud y desde luego puede ser el principio de una nueva vida. Que todo eso sea así, depende de nosotros.

Noticias relacionadas

Escribe un comentario

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies